• Zonas Francas: Mercaderías conservarán origen y beneficios
Artículo:

Zonas Francas: Mercaderías conservarán origen y beneficios

17 setiembre 2019

Germán Ruiz , Asesoramiento Tributario - Gerente |

El pasado 21 de julio entró en vigencia la Decisión 33/2015 del Consejo del Mercado Común (órgano supremo del Mercosur) luego que el Gobierno de la República de Paraguay incorporara la norma a su ordenamiento jurídico y cumpliera con las formalidades correspondientes.

La citada norma permite que las mercaderías originarias de un Estado Parte o de un tercer país que tenga acuerdo comercial con los países de MERCOSUR, no perderán su carácter de originarias cuando en el curso de su transporte o almacenamiento utilicen un área aduanera especial, una zona de procesamiento de exportaciones o una zona franca, siempre que los referidos recintos se encuentren bajo control aduanero del Estado Parte correspondiente. Recordemos que el nuevo Código Aduanero del Uruguay (CAROU - Ley 19.276 del 19 de setiembre de 2014) estableció que las zonas francas pasaron de ser un éxclave a formar parte del territorio aduanero, por ende bajo el control de la Dirección Nacional de Aduanas (DNA).

Antecedentes normativos

La Decisión 8/94 del Mercosur establecía que los Estados Parte aplicarían el Arancel Externo Común o, en el caso de productos excepcionados el arancel nacional vigente, a las mercaderías provenientes de zonas francas comerciales, de zonas francas industriales, de zonas de procesamiento de exportaciones y de áreas aduaneras especiales, con excepción de las Zonas Francas de Manaos (Brasil) y Tierra del Fuego (Argentina).

En consecuencia, las mercaderías que provenían de los mencionados territorios perdían su origen y sus beneficios arancelarios al ingresar a los países del Mercosur, suponiendo un importante perjuicio en términos de competitividad sobre el comercio que transitaba las referidas zonas.

En el año 2015 el Mercosur aprobó la modificación de la norma a través de la Decisión 33/15, la cual establece que los bienes provenientes de los Estados Parte o de terceros países con los cuales el Mercosur tenga acuerdo comercial, mantendrán su origen y consecuentes beneficios arancelarios cuando transiten por cualquiera de las zonas francas comerciales o industriales, zonas de procesamiento de exportaciones y zonas aduaneras especiales existentes en el Bloque. Para su entrada en vigencia restaba que Paraguay incorpore la norma, hecho que se concretó en junio pasado.

Condiciones

A efectos de conservar el origen y beneficios arancelarios cuando transiten por una zona franca, las mercaderías sólo podrán ser objeto de operaciones destinadas a asegurar su comercialización, conservación, fraccionamiento en lotes o volúmenes u otras operaciones, y siempre que no se altere la clasificación arancelaria ni el carácter original de las mismas.

En el caso de bienes originarios de países Mercosur, la norma aplica de hecho al universo de productos.

En caso que los bienes provengan de terceros países con los cuales el Mercosur tenga acuerdos comerciales preferenciales, la norma será de aplicación cuando coincidan las mismas reglas de origen en los Estados Parte. A efectos de instrumentarlo, la Comisión de Comercio del Mercosur elaborará una lista con las mercaderías que cumplan con dicha condición en cada uno de los acuerdos suscritos por el bloque económico.

Con el objeto de conservar el carácter originario de la mercadería, deberá solicitarse ante la Dirección Nacional de Aduanas, la emisión de certificados derivados por el total o parte de la mercadería establecida en el Certificado de Origen. Los certificados derivados contendrán en el campo Observaciones la leyenda “Emitido al Amparo de la Decisión CMC No. 33/15”, y en ningún caso podrán superar en cantidad y plazo lo contenido en el Certificado de Origen original. En Uruguay, la D.N.A. es el órgano facultado a realizar los controles informáticos pertinentes sobre las cantidades, saldos y destinos de los productos.

Oportunidades

La entrada en vigencia de la referida norma genera una indudable oportunidad de desarrollo e incremento de la actividad logística en nuestro país.

Además de las condiciones geográficas naturales, Uruguay ha desarrollado importante infraestructura, capacitación y experiencia en materia logística. Con estos elementos y el marco normativo vigente (modernos regímenes de Zonas Francas, Puertos Libres y Aeropuertos Libres), la referida Decisión 33/15 potencia a nuestro país como uno de los mejores Hubs Logísticos de la región.

Uruguay debe seguir avanzando y generando mejores condiciones e infraestructura de primer nivel para materializar nuevas y mayores inversiones en el sector. El crecimiento del sector logístico puede generar un importante impacto en el empleo y en el nivel de actividad económica nacional.

gruiz@bdo.com.uy