• Vivienda Promovida – Beneficios tributarios
Artículo:

Vivienda Promovida – Beneficios tributarios

30 julio 2019

En el presente artículo comentaremos algunos aspectos tributarios a tener en cuenta en el régimen de Vivienda Promovida (VP) regulado por la ley 18.795.

Los decretos 355/011 y 34/017 reglamentarios de la ley 18.795 establecen que los proyectos de inversión vinculados a la construcción, reciclaje, refacción o ampliación de VP, que sean declarados promovidos, accederán a los siguientes beneficios, entre otros:

  • exoneración de las rentas derivadas de la primera enajenación de las VP a efectos del Impuesto a la Renta de las Actividades Económicas (IRAE), siempre que dicha enajenación se efectúe como máximo hasta nueve ejercicios posteriores al ejercicio en que finalice la obra.
  • exoneración del Impuesto al Patrimonio (IP), por las obras de construcción (terrenos y mejoras) al cierre del ejercicio en que se presentó la solicitud de exoneración y por los ejercicios siguientes hasta aquel en que finalicen las obras. Dichos activos se consideran gravados a efectos del cómputo de pasivos. Las viviendas terminadas cuyo destino sea la enajenación, estarán exoneradas del IP en el ejercicio en el que finalicen las obras. Dichos activos se considerarán gravados a los efectos del cómputo de pasivos.
  • si las viviendas se destinaran al arrendamiento, exoneración del IRAE sobre éste durante el ejercicio que finalice la obra y los nueve posteriores, debiendo cumplir ciertos requisitos y
  • exoneración  IP al cierre del ejercicio en el que finalice la obra. Para los 9 ejercicios siguientes dicha exoneración operará siempre que la VP se mantenga arrendada bajo ciertas condiciones.

También se establecen otros beneficios tributarios relacionados con el Impuesto al valor agregado (IVA), el Impuesto a las transmisiones patrimoniales y a las viviendas que se destinen al arrendamiento.

Algunos aspectos a tener en cuenta

IRAE

Diferencias de cambio generadas por cuentas a cobrar derivadas de las ventas a plazo: A través de la consulta N° 6.099 la Dirección General Impositiva (DGI) manifestó que las diferencias de cotización que se originan por las cuentas a cobrar expresadas en unidades indexadas derivadas de las ventas a plazo de VP, se encuentran exoneradas de IRAE, en la medida que son rentas originadas en la actividad declarada promovida en el marco del régimen de VP.

En nuestra opinión, lo mismo aplicaría para las diferencias de cambio sobre cuentas en moneda extranjera por las ventas a plazo.

Diferencias de cambio por otras cuentas de activo: La DGI considera que las diferencias de cambio originadas en saldos bancarios en moneda extranjera en un banco local están gravadas por IRAE, por no ser rentas derivadas de la primera enajenación de VP. En nuestra opinión, entendemos que si una empresa amparada en el régimen de VP mantiene  saldos bancarios en moneda extranjera en un banco local que generan diferencias de cambio, las mismas, en tanto estén  vinculados a la actividad principal de la empresa, deberían también estar exonerados.

Intereses de financiación por venta de inmuebles a plazo: En la consulta N° 6.110, la DGI emitió opinión sobre los intereses por financiación, los que se encuentran exonerados del IRAE en la medida que son rentas originadas en la actividad promovida.

IP

Según la interpretación de la DGI, la exoneración de activos para el IP de una empresa promovida, no alcanza a las disponibilidades al cierre.

En consecuencia, una empresa promovida que posea saldos bancarios locales al cierre de su ejercicio, estará alcanzada por el IP sobre estos saldos. Esto penaliza a las empresas que tengan disponible el financiamiento para la inversión frente a la opción de obtener financiamiento solamente en la medida de sus desembolsos necesarios.

Conclusión

El régimen de VP ha sido una buena herramienta para incentivar la industria de la construcción debido a los beneficios otorgados al desarrollador. También se ha logrado estimular la construcción en zonas donde no había oferta de vivienda accesible. El régimen ha sufrido modificaciones, pero las mismas no han colmado las expectativas de los desarrolladores.

Se mantiene incertidumbre en algunos casos de aplicación de los impuestos y en otros casos las interpretaciones del fisco son desestimulantes,  penalizando una forma sana de financiamiento como lo es disponer de fondos propios por el monto total de la inversión.

Entendemos que toda la actividad que desarrollan las empresas amparadas en el régimen de VP está vinculada a la construcción de las viviendas promovidas y por lo tanto deberían estar exoneradas.

msilva@bdo.com.uy