This site uses cookies to provide you with a more responsive and personalised service. By using this site you agree to our use of cookies. Please read our PRIVACY POLICY for more information on the cookies we use and how to delete or block them.
Artículo:

Proyecto de ley presupuesto 2020-2024 - modificaciones tributarias

25 setiembre 2020

El último día del mes de agosto de 2020 el Poder Ejecutivo remitió al parlamento el Proyecto de Ley de Presupuesto Nacional por el período 2020-2024 (en adelante, el “Proyecto”). En el presente artículo comentaremos las principales modificaciones tributarias propuestas.

Principales modificaciones

  • Pérdidas fiscales de ejercicios anteriores

En octubre de 2016 a través de la Ley 19.438 la deducción de las pérdidas fiscales de ejercicios anteriores quedo limitada al 50% de la renta neta fiscal de cada ejercicio en la liquidación del Impuesto a la Renta de las Actividades Económicas (IRAE).

En el Proyecto se establece que la referida limitación desaparece para los ejercicios cerrados a partir del 31 de diciembre de 2020. Este cambio desde el punto de vista empresarial será muy bien visto porque afectará las estimaciones fiscales futuras de las empresas. Al mismo tiempo, desde el punto de vista contable las empresas deberán modificar sus estimaciones del impuesto diferido tomando en cuenta la recuperabilidad de las pérdidas fiscales.

  • Devolución del Impuesto al Valor Agregado (IVA) en la adquisición de gasoil a productores rurales

El Proyecto faculta al Poder Ejecutivo a prorrogar por períodos sucesivos de hasta un año cada uno, el plazo para la devolución del IVA por las adquisiciones de gasoil realizadas por productores de leche, arroz, flores, frutas y hortalizas.

La normativa establece que para acceder al beneficio los productores no deben tributar el IRAE y las adquisiciones de gasoil deben estar destinadas al desarrollo de las actividades productivas.

  • Contribución patronal cuatrimestral a cargo de empresarios rurales

El Proyecto establece que, a partir del tercer cuatrimestre de 2020, la contribución patronal a cargo de los empresarios rurales será igual a la suma del total que corresponda retener al personal dependiente por concepto de montepío, abatido en un 12, 99 %. Se establece que cuando no tuvieran personal dependiente, el aporte equivaldrá al montepío sobre 22 Bases Fictas de Contribución (BFC) equivalentes al día de hoy a $ 26.373.

  • Régimen de aportación de los administradores y representantes de las Sociedades Anónimas Simplificadas (SAS)

Con relación al régimen de aportación de los administradores y representantes de las SAS se establece que cuando los miembros del Directorio no perciban remuneración, al menos uno de sus integrantes efectuará su aportación ficta patronal sobre la base del máximo salario abonado por la empresa, sin que pueda ser inferior al equivalente a 15 BFC ($ 17.982).

La normativa vigente establece la obligatoriedad de aportar de dicha forma por la totalidad de los integrantes del directorio.

Otra modificación refiere a que los administradores y representantes legales de las SAS, serán considerados trabajadores no dependientes a efectos de lo dispuesto por el art.176 de la Ley 16.713. El referido artículo establece que en el caso de que el trabajador no dependiente ejerza más de una actividad como tal, deberá realizar aportes por el sueldo ficto mayor. En la actualidad los administradores y representantes legales de las SAS aportan por cada una de las empresas en las que ejerzan como tales.

  • Impuesto al Patrimonio (IP) - extensión del tratamiento aplicable a Bancos y Casas Bancarias a entidades emisoras de dinero electrónico

Está modificación repercutirá en las liquidaciones fiscales del IP de las emisoras de dinero electrónico, en cuanto pasarán a tributar de 1.5% a 2.8, asimilándolas al resto de las instituciones financieras.

Asimismo, no se les aplicará a dichas entidades las limitaciones referidas a deducción de pasivos para la mayoría de los contribuyentes.

  • Impuesto al Patrimonio (IP) - valuación de inmuebles rurales

La normativa vigente establece que los inmuebles rurales se valuarán por el valor real aplicable para el año 2012, ajustado al 31 de diciembre de cada año en función del Índice de Precios de Agricultura, Ganadería, Caza y Silvicultura anualizado al 30 de noviembre inmediato anterior.

El Proyecto establece que, a partir de los ejercicios cerrados al 31 de diciembre de 2020, el valor fiscal de los inmuebles rurales no podrá superar el valor real fijado por la Dirección General de Catastro para el ejercicio que se esté liquidando.

  • Sentencia de condena contra la DGI o BPS

En los casos de sentencia de condena, la administración tributaria deberá devolver los tributos y sanciones cobradas en forma indebida, aplicando intereses desde el momento de la interposición de la demanda y que serán de un 6 % sobre el crédito actualizado desde la fecha del pago de lo indebido.

Reflexión

Los cambios tributarios propuestos en el Proyecto resultan beneficiosos desde el punto de vista del contribuyente. También interesa destacar, aunque no fueron analizadas en este artículo las modificaciones en lo que respecta al derecho comercial y societario. 

[email protected]