This site uses cookies to provide you with a more responsive and personalised service. By using this site you agree to our use of cookies. Please read our PRIVACY POLICY for more information on the cookies we use and how to delete or block them.
Artículo:

Más beneficios para los inversores

03 julio 2020

Ignacio Algorta , Asesoramiento Empresarial - Gerente |

Introducción                                              

En los últimos tres meses, el Gobierno emitió una serie de decretos con el fin de promover actividades de inversión que contribuyan a la reactivación de la economía. Esos decretos modifican regímenes ya existentes, otorgando mayores beneficios fiscales a los inversores.

Los siguientes regímenes fueron recientemente modificados por el Gobierno para hacer más atractivas las condiciones de inversión:

  • El Decreto Nº 129/020 y el nuevo Reglamento de la Agencia Nacional de Vivienda (ANV) de la Ley Nº 18.795 introducen modificaciones al régimen de vivienda promovida, con el objetivo principal de estimular la inversión del sector privado destinada a la vivienda.
  • Mediante el Decreto N° 138/020 se promueven los proyectos de construcción de inmuebles de gran dimensión económica con destino a oficinas, viviendas y urbanizaciones, para inversiones superiores a USD 6.3 millones (aprox.).

Beneficios transitorios

El Decreto N° 151/020 incrementa transitoriamente los beneficios tributarios otorgados en el marco la Ley N° 16.906 de promoción de inversiones, establecidos en los regímenes de los Decretos N° 455/007, N° 002/012 y N° 143/018 para las inversiones realizadas entre el 1 de abril de 2020 y el 31 de marzo de 2021 (en adelante “período de referencia”).

Las inversiones realizadas en dicho periodo, se computarán por el 150% a los efectos del cómputo del Impuesto a la Renta de las Actividades Económicas (IRAE), lo que significa una posibilidad de mayor exoneración del IRAE ante la ejecución de la inversión comprometida. 

Adicionalmente, para los proyectos de inversión presentados en el período de referencia (bajo el régimen vigente del Decreto N° 143/018) el porcentaje de exoneración que se determine por aplicación de la matriz de indicadores se incrementará en un 20%, lo cual será aplicable para las inversiones ejecutadas hasta el 31 de diciembre de 2021 siempre que las mismas representen al menos el 75% de la inversión total comprometida del proyecto.

Estos beneficios podrán acumularse en dicho período.

En caso de no poder cumplir con esta condición haciendo uso del beneficio adicional, la empresa deberá reliquidar sus tributos exonerados de forma indebida, sin multas ni recargos, actualizados por la evolución de la Unidad Indexada (UI).

Las ampliaciones de los proyectos de inversión también podrán aplicar el porcentaje adicional, siempre que las mismas se presenten en el período de referencia.

Respecto a las exoneraciones de IRAE establecidas en los regímenes detallados anteriormente y para los ejercicios finalizados en el período de referencia, la empresa podrá optar por:

  • suspender por un año el plazo de exoneración establecido en la declaratoria promocional,
  • considerar que la exoneración del IRAE no podrá exceder el 90% del impuesto a pagar (actualmente la exoneración del impuesto es de hasta el 60%).

Cumplimiento de indicadores comprometidos

Dado el descenso en la actividad económica producto de la crisis sanitaria, lo cual genera dificultades para el cumplimiento de los objetivos comprometidos por las empresas que solicitaron beneficios fiscales, la Circular Nº 1/020 de COMAP estableció, que las empresas podrán optar por:  

  • no computar para el cumplimiento de los indicadores comprometidos los ejercicios finalizados en el período de referencia,  
  • considerar el cumplimiento de los indicadores comprometidos en los ejercicios finalizados en el período de referencia, tomando para el cálculo del promedio, la totalidad o al menos siete meses del período mencionado.

Residencia fiscal por inversiones

A los efectos de incrementar la llegada de extranjeros que inviertan en Uruguay, el Gobierno agregó nuevas causales de configuración de residencia fiscal en el país, que aplican para inversiones realizadas a partir de julio 2020.

Las nuevas causales comprenden la adquisición de inmuebles por un valor superior a UI 3,5 millones (USD 378.000 aprox.), en tanto haya una determinada presencia física y la inversión en una empresa por un valor superior a UI 15 millones (USD 1.622.000 aprox.) y que generen al menos 15 nuevos puestos de trabajo directos en relación de dependencia.

Comentarios finales   

Es clara la política de incentivos fiscales que adoptó el gobierno con el fin de estimular la economía. Todas estas medidas se suman a las ya existentes, haciendo de Uruguay un país atractivo para los inversores locales y extranjeros.

ialg[email protected]