• Lavado de Activos: Nuevas disposiciones para sujetos obligados no financieros
Artículo:

Lavado de Activos: Nuevas disposiciones para sujetos obligados no financieros

13 diciembre 2018

Ignacio Algorta , Asesoramiento Empresarial - Gerente |

El decreto Nº 379/018 recientemente publicado reglamenta (junto con el decreto Nº 380/018) la Ley Nº 19.574 -Ley Integral contra el Lavado de Activos- en lo que respecta a los sujetos obligados no financieros.

El decreto tiene por objetivo regular la implementación de las disposiciones de la Ley para los distintos sectores de actividad.

El nuevo decreto establece ciertas generalidades aplicables a todos los sujetos obligados (SO) no financieros y también pautas específicas para determinados sectores de actividad (entre los que se encuentran el sector inmobiliario, los casinos, los abogados, los escribanos y contadores, los rematadores, los proveedores de servicios, las zonas francas, entre otros).

En la presente entrega describiremos los aspectos de carácter general establecidos en el decreto.

Los SO implementarán las medidas de Debida Diligencia (DD) utilizando un enfoque basado en riesgos, debiendo elaborar políticas y procedimientos para la administración del riesgo de Lavado de Activos y Financiamiento del Terrorismo (LAFT).

Los SO deberán realizar una evaluación individual de riesgo de LAFT de sus clientes tomando medidas apropiadas para identificar y evaluar los mismos, considerando como mínimo el riesgo cliente, geográfico y operacional. Para ello se debe asignar a los clientes un determinado perfil de riesgo (bajo, medio o alto).

Cada SO deberá establecer un sistema de DD para sus clientes (nuevos y actuales), para la contratación de nuevos productos o servicios, o cuando existan sospechas de LAFT. La DD deberá realizarse en todos los casos antes o durante la relación comercial o al realizar transacciones para clientes ocasionales. El decreto establece los procedimientos que se deben realizar para los diferentes tipos de DD: simplificada, normal o intensificada.

Cuando exista imposibilidad de realizar las medidas de DD, los SO deberán interrumpir la relación comercial con el cliente, considerando la pertinencia de realizar un Reporte de Operacion Sospechosa (ROS).

Los SO deberán conservar los registros y la documentación respaldante de todas las operaciones realizadas con sus clientes alcanzadas por la normativa, así comolas evaluaciones de riesgo y los procedimientos de DD realizados, por un plazo mínimo de 5 años luego de terminada la relación comercial.

Dichos registros y documentación deberán ser conservados en el domicilio del SO.

Los SO deberán designar un Oficial de Cumplimiento, quien además de ser el enlace con la SENACLAFT y la UIAF, será la persona encargada de impulsar e implementar los procedimientos y las obligaciones dispuestas por la normativa. La función del Oficial de Cumplimiento podrá recaer en el propio SO.

Los SO deberán contar con un plan de capacitación de su personal  que participa en las actividades u operaciones alcanzadas por la normativa.

Los SO deberán registrarse ante la SENACLAFT (a través de su página web) dentro de un plazo de 90 días a contar de la entrada en vigencia del decreto (vencimiento el 20/02/2019). Asimismo el SO deberá informar las modificaciones a los datos registrados dentro de los 30 días de producida la modificación.

El incumplimiento de las obligaciones previstas determina la aplicación de sanciones por parte de la SENACLAFT, la cual provee la imposición de multas o incluso la suspensión temporaria o definitiva  del SO.

Comentarios finales

La nueva normativa sobre LAFT hace que los SO no financieros deban cambiar su relacionamiento con los clientes. Se hace necesario solicitar mayor información sobre su identidad, actividad, transacciones, etc., además de tener la posibilidad de que haga un ROS denunciando una transacción que a su criterio resulte inusual o sospechosa.

A partir de ahora el sector no financiero contribuirá en buena medida a reportar operaciones de LAFT, lo cual se ha venido incrementando en los últimos años según la cantidad de ROS presentados al BCU.

Si bien el decreto reglamentario clarifica aspectos establecidos en la Ley Nº 19.574, en algunos casos brinda definiciones o conceptos muy amplios dando lugar a posibles interpretaciones por parte de los SO, generando así incertidumbre sobre el tratamiento de algunos aspectos de sus actividades.

Ante una inspección de la SENACLAFT, los SO deberán demostrar que las medidas de DD adoptadas para conocer a su cliente tienen un alcance adecuado en relación con el riesgo de LAFT que representan.