This site uses cookies to provide you with a more responsive and personalised service. By using this site you agree to our use of cookies. Please read our PRIVACY POLICY for more information on the cookies we use and how to delete or block them.
  • La reforma fiscal en Estados Unidos: ¿En qué consiste?
Artículo:

La reforma fiscal en Estados Unidos: ¿En qué consiste?

19 marzo 2018

El 22 de diciembre de 2017 el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó una importante reforma fiscal, la mayor que ha tenido este país en más de treinta años. Esta ley se conoce como la Ley de Empleos y Reducción de Impuestos (“TCJA” por sus siglas en inglés), entrando en vigencia el 01/01/2018.

A continuación analizaremos algunas de sus disposiciones y cómo estas pueden afectar a empresas multinacionales con operaciones en Estados Unidos.

IMPUESTOS FEDERALES

Quizás el cambio que más se resalta tiene que ver con la reducción de la tasa del impuesto a la renta corporativo, que pasa del 35% al 21%.

Un descenso de tal magnitud hace cuestionarse cómo se financiará el gobierno estadounidense ante tal disminución de recursos. Sin pretender realizar un análisis económico, la apuesta del gobierno parece ser la reactivación de la economía, el potenciamiento de la inversión y la creación de nuevos empleos.

Otros cambios introducidos a nivel de impuestos federales son:

  • Pérdidas operativas netas (“NOL” por sus siglas en inglés). La normativa anterior permitía a las empresas descontar las pérdidas operativas netas de un ejercicio (generadas cuando los ingresos gravados son menores a las deducciones) tanto en forma retroactiva por 2 años (es decir, descontándolas contra el impuesto a la renta pago en dichos ejercicios) como en forma prospectiva, por 20 años. La TCJA elimina la aplicación retroactiva e introduce una aplicación prospectiva por tiempo indefinido, al mismo tiempo que limita la aplicación de las NOL al 80% del ingreso gravado ajustado.
  • Eliminación del impuesto a la renta mínimo alternativo para las empresas.
  • Derogación de la deducción aplicable a las actividades de producción domésticas, que existía para fomentar las actividades de manufactura locales.
  • 100% deducción permitida en el marco de la depreciación acelerada de determinados bienes de uso (“bonus depreciation”). Este beneficio se limita en el tiempo, despareciendo luego de 2026.

IMPUESTOS ESTATALES

La TCJA genera complejidad desde el punto de vista de los impuestos estatales. Es de esperar que algunos estados modifiquen sus impuestos locales como resultado de ello.

PAGOS TRANSFRONTERIZOS

Si determinados límites se superan, aplica un impuesto mínimo a efectos de evitar la erosión de la base imponible en Estado Unidos, con efecto tanto en compañías estadounidenses como en extranjeras con subsidiarias en dicho país.

Asimismo, la TCJA limita la deducción de ciertos gastos por intereses al 30% de los ingresos gravados ajustados, incluyendo el pago cross-border de estos.

REGLAS ANTI-HÍBRIDOS

Se agrega una regla que puede prohibir la deducción de intereses o regalías, pagos o devengados, a partes relacionadas, en el marco de una operación híbrida o por o a favor de una entidad híbrida. Esta regla presenta similitudes a la Acción 2 del plan BEPS de la OCDE.

CORPORACIONES EXTRANJERAS CONTROLADAS

La nueva ley modifica determinados criterios en relación a cuándo una entidad extranjera es considerada una corporación controlada (“CFC” por sus siglas en inglés) a efectos fiscales estadounidenses. Este cambio de criterio incrementará la cantidad de compañías a ser consideradas CFC.

La normativa CFC busca evitar el diferimiento del impuesto en Estados Unidos, obligando a los accionistas estadounidenses de compañías CFC a reportar determinados ingresos obtenidos por la CFC, sin importar que ésta no los hubiera distribuido.

INTANGIBLES

La TCJA establece una tasa reducida para ingresos derivados de intangibles obtenidos en el extranjero.

Por otro lado, los accionistas estadounidenses de compañías CFC deben incluir su porción de los ingresos globales derivados de intangibles de bajos impuestos (“GILTI” por sus siglas en ingles), obtenidos por dichos CFC, dentro de sus ingresos.

ENTIDADES TRANSPARENTES - PARTNERSHIPS

Anteriormente la venta de una participación en un partenrship estadounidense, por parte un socio extranjero (no siendo contribuyente en Estados Unidos) no estaba gravada por impuestos de ese país. Ahora el resultado de esta venta pasa a estar gravado en cabeza del socio extranjero, en la medida que lo hubiera estado si dicho partnership vendiera todos sus activos  relacionados al desarrollo de un negocio o comercio efectivo en Estados Unidos.

REFLEXIONES

Será necesaria una revisión integral de cómo conducen sus negocios las empresas multinacionales con presencia en Estados Unidos, analizando la forma en que manejan los pagos entre partes vinculadas y también su planificación y cumplimiento fiscal.

En cuanto al impacto a nivel de la economía de Estados Unidos, las opiniones son encontradas. El tiempo dirá si esta reforma aporta o no los beneficios esperados por el gobierno.

arifon@bdo.com.uy