• El convenio para evitar la doble imposición firmado con brasil
Artículo:

El convenio para evitar la doble imposición firmado con brasil

24 setiembre 2019

Andrea Rifón , Asesoramiento Tributario - Gerente |

INTRODUCCIÓN

El 7 de junio de 2019 Uruguay firmó un convenio para evitar la doble imposición y prevenir la evasión y elusión fiscal con Brasil (en adelante, el “CDI”).

ANTECEDENTES

La intención de firmar un convenio como este había sido manifestada en el acuerdo para el intercambio de información tributaria firmado entre ambos países, con fecha 23 de octubre de 2012. Dicho acuerdo al día de hoy aún no está vigente.

VIGENCIA

El artículo 31 establece que el CDI entrará en vigor 15 días después de la recepción de la última notificación de cumplimiento de los requerimientos legales dentro de cada país para implementar el convenio. En el caso de Uruguay, el CDI debe ser aprobado por ley, lo cual no ha ocurrido.

ASPECTOS RELEVANTES

Establecimiento permanente (EP). El EP de construcción se configura cuando la duración de la obra excede los 6 meses (en el modelo de convenio OCDE son 12 meses). Además, incluye el EP de servicios (que no forma parte del modelo OCDE). Este EP se configura cuando la empresa presta servicios por intermedio de empleados contratados en el otro estado, durante un período o períodos que excedan en total 183 días dentro de un período de 12 meses.

Dividendos. Se prevé que el estado de residencia de la sociedad que paga los dividendos también pueda gravarlos. Cuando el beneficiario efectivo de los mismos sea un residente del otro estado, el impuesto no podrá superar:

  • el 10% del importe bruto de los dividendos (si el beneficiario es una sociedad que posea al menos el 25% del capital de la que los paga, por lo menos en los 365 días anteriores);
  • el 15% del importe bruto de los dividendos en los demás casos.

Ejemplo: una sociedad residente en Uruguay paga dividendos a una sociedad residente en Brasil. Ambos podrán gravar esa renta.

Intereses. También se prevé que el estado de residencia de quien paga los intereses pueda gravarlos. Cuando el beneficiario efectivo sea un residente del otro estado, el impuesto no podrá exceder el 15% del importe bruto de los mismos. Para una sociedad residente en Uruguay que paga intereses a una persona residente en Brasil, esto no implica una reducción, dado que la tasa de retención en Uruguay es del 12%.

Potestad al estado de la fuente. El CDI otorga potestad tributaria al estado de la fuente (dónde se genera la renta) en ocasiones en las que el modelo OCDE la reserva para el estado de la residencia. Ejemplos de ello:

  • Regalías: el CDI le da potestad al estado de quien las paga, con limitaciones. El impuesto no puede superar el 15% cuando proceden de marcas (lo que no es una reducción para Uruguay que en caso de pagar regalías a Brasil retendría el 12%) o el 10% en el resto de los casos (aquí sí hay una reducción de la tasa).
  • Ganancias de capital: el apartado residual (no comprendidos en los otros apartados) también otorga potestad al estado de la fuente.
  • Otras rentas: en el modelo OCDE este artículo residual otorga la potestad exclusiva al estado de la residencia (con una excepción en cuanto a propiedad inmobiliaria). El CDI también lo hace, salvo cuando dichas rentas procedan del otro estado (en ese caso éste también puede gravar).
  • Patrimonio: se otorga potestad al estado donde estén situados los elementos patrimoniales.

Reglas anti abuso. El CDI también establece reglas antia abuso, como la de las ganancias de capital derivadas de venta de acciones, cuando más del 50% de su valor proceda de propiedad inmobiliaria situada en el otro estado. Si este porcentaje se cumple en cualquier momento en los 365 días anteriores a la venta, ese otro estado también puede gravar.

Derecho a los beneficios. Algo presente en los últimos convenios firmados por Uruguay es el concepto de “persona calificada” a efectos de tener derecho a los beneficios de los mismos. El CDI lo tiene.

Artículos que no están en el modelo OCDE:

  • Honorarios por servicios técnicos: otorga potestad limitada para gravar al estado del que procedan los mismos (impuesto máximo 10%) cuando el beneficiario efectivo sea residente del otro estado. En la mayoría de los convenios de Uruguay los servicios técnicos se regulan en el artículo de beneficios empresariales, que determina que el estado de la fuente no puede gravar menos que la empresa extranjera tenga un EP en el mismo.
  • Servicios personales independientes: distribuye la potestad en el caso de actividades independientes de determinado carácter.

IMPORTANCIA

El CDI analizado supone la concreción de un acuerdo con un impacto importante por el nivel de inversiones y negocios mantenidos entre los dos países. De hecho, era uno de los convenios que se esperaba Uruguay firmara desde que comenzó este camino de transparencia fiscal internacional (junto con el de Argentina). Resta que se concrete su vigencia, que, con base en el acuerdo de intercambio de información firmado, no parece estar próximo en el tiempo.

arifon@bdo.com.uy