• Certificados de Residencia Fiscal - Aspectos a considerar
Artículo:

Certificados de Residencia Fiscal - Aspectos a considerar

17 marzo 2020

Andrea Rifón , Asesoramiento Tributario - Gerente |

INTRODUCCIÓN

Desde hace más de diez años nuestro país transita un camino de transparencia fiscal, cuyo punto de partida estuvo dado por la inclusión de Uruguay, por parte de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), en la lista de países no cooperantes en abril de 2009.

Un ejemplo de lo que se ha hecho durante este proceso, lo constituye la firma de convenios para evitar la doble imposición. Los convenios para evitar la doble imposición (en adelante “CDI”) son acuerdos internacionales celebrados entre dos Estados, por medio del cual se acuerdan reglas de distribución de la potestad tributaria, entre otros aspectos.

CONVENIOS

Los CDI tienen una serie de finalidades y beneficios. Por un lado, buscan evitar la doble imposición jurídica, que ocurre cuando dos Estados aplican impuestos respecto a un mismo contribuyente, sobre la misma materia imponible y por el mismo período de tiempo. Pero también, y este objetivo ha adquirido mayor importancia en tiempos actuales, buscan evitar la evasión y elusión de impuestos.

LOS CERTIFICADOS DE RESIDENCIA FISCAL

Oportunidad

Nuestra normativa interna, a través del decreto Nº 323/012, establece que los sujetos pasivos responsables deben realizar las retenciones de impuestos que correspondan, a menos que el contribuyente del impuesto acredite la aplicación de un CDI.

De darse esta situación, el responsable debe obtener un certificado de residencia fiscal, expedido por la autoridad competente del otro Estado, o su representante autorizado.

Contenido

De acuerdo a la resolución de DGI Nº 2456/012, el contenido de los certificados de residencia fiscal debe incluir lo siguiente:

  • fecha de expedición;
  • denominación y número de identificación del beneficiario de la renta o titular del patrimonio;
  • declaración de que la entidad es residente del Estado emisor de dicho certificado en el sentido definido en el CDI que se pretende aplicar.

Vigencia e idioma

El certificado de residencia fiscal es válido por un año desde la fecha de su emisión, salvo que el Estado emisor le otorgue otra vigencia.

Debe mantenerse en poder del sujeto pasivo responsable, quien está obligado a exhibirlo ante DGI cuando está lo solicite.

Los certificados deben estar traducidos al idioma español si vienen en un idioma diferente al español o inglés.

Solicitud a DGI

Del mismo modo que un responsable en Uruguay puede tener que solicitar un certificado de residencia fiscal al exterior, una entidad extranjera puede solicitar el certificado a personas o empresas residentes fiscales en Uruguay.

Para solicitar un certificado de residencia fiscal en Uruguay, tanto la persona física como la persona jurídica, debe presentar el formulario 5202, cuya última versión, a la fecha de esta publicación, es la 5a (única aceptada a partir del 01/01/2020). El formulario debe completarse correctamente, detallando el uso que va a tener el mismo (país y nombre del destinatario, transacción para la que se necesita el mismo, etc.), y los datos del responsable.

Las personas jurídicas deben aportar un certificado notarial en donde consten determinados datos: constancia de constitución de acuerdo a leyes nacionales, o constancia de culminación de trámites para establecer el domicilio en el país si se trata de una persona jurídica no constituida en Uruguay, y declaración de que no existe redomiciliación al exterior en trámite, entre otros.

Las personas físicas deben aportar la siguiente documentación, que depende del criterio de residencia que aplique:

  • Permanencia por más de 183 días: certificado de llegada emitido por la Dirección Nacional de Migración.
  • Radicación de núcleo principal o base de actividades: certificado notarial o contable de ingresos totales, al que debería agregarse una declaratoria del contribuyente. En caso de que la persona tenga ingresos en otros países, debe indicarse que son menores a los obtenidos en Uruguay, y esta comparación debe realizarse país por país.
  • Radicación del centro de intereses vitales: documentación que sea pertinente, como inscripción del o de los hijos en centros de enseñanza, constancia de cobertura médica, constancia probatoria de matrimonio, etc.

IMPORTANCIA

Si bien la aplicación de los CDI no debe realizarse a la ligera, dado que son cada vez más las cláusulas de limitación s los beneficios que se introducen en los mismos, no puede negarse que hoy en día es más común la aplicación de este tipo de instrumentos.

Es por ello que la obtención de los certificados de residencia fiscal se ha vuelto muy importante.

Debe prestarse atención al contenido y vigencia de los mismos, a efectos de contar con el adecuado respaldo frente a una inspección del fisco.

[email protected]