• Cambios tributarios en las actividades vinculadas al software
Artículo:

Cambios tributarios en las actividades vinculadas al software

21 agosto 2018

Mauricio Silva , Asesoramiento Tributario - Gerente |

El 26 de julio de 2018 fue publicada la ley 19.637 por medio de la cual se realizaron modificaciones tributarias referidas a la inversión y al desarrollo productivo.

Asimismo, el 13 de agosto del corriente fue publicado el decreto 244/18 reglamentario de la referida ley, incorporando el cumplimiento de nuevas condiciones a efectos de aplicar la exoneración correspondiente a la producción de soportes lógicos y servicios asociados a los mismos.

Impuesto a la Renta de las Actividades Económicas (IRAE)

La ley 19.535 de Rendición de Cuentas había eliminado la condición de que los bienes y servicios originados en las actividades de investigación y desarrollo en las áreas de biotecnología y bioinformática, y producción de soportes lógicos, debían ser aprovechados íntegramente en el exterior para poder acceder a la exoneración de IRAE.

La ley 19.637 introduce modificaciones en la exoneración de las rentas derivadas de las referidas actividades.

Para acceder a dicha exoneración se establecen las siguientes condiciones:

  • que los activos resultantes se encuentren amparados por la normativa de protección y registro de los derechos de propiedad intelectual.
  • en el caso de las actividades referidas, el monto a exonerar estará determinado por la aplicación de un cociente que surge en función de los gastos y costos para desarrollar cada activo. Se considerarán los gastos y costos devengados durante la realización de dichas actividades hasta el registro del activo resultante.
  • en relación a las rentas originadas por la prestación de los servicios referidos, estarán exoneradas en su totalidad siempre que la actividad sea desarrollada por el sujeto pasivo en territorio nacional.

Se considerará que el sujeto pasivo desarrolla sus actividades en territorio nacional cuando el monto de los gastos y costos directos incurridos en el país para la prestación de los servicios referidos es superior al 50% del monto de los gastos y costos directos totales, incurridos en el ejercicio.

En relación a la deducción de gastos en el IRAE, se establece lo siguiente para contribuyentes cuyas rentas se encuentren exoneradas parcialmente en función de la determinación de un cociente.

La deducción estará limitada al monto que surja de aplicar a dichos gastos el porcentaje correspondiente a la renta no exonerada.

La ley 19.637 establece que para acceder a la exoneración los contribuyentes deberán presentar una declaración jurada ante la Dirección General Impositiva (DGI) y dejar constancia en la documentación que respalde estas operaciones, del porcentaje de exoneración o el monto exonerado según corresponda.

La exoneración establecida aplicará solamente a los sujetos pasivos detallados en el art.3 lit. A) del Título 4 (IRAE) (entidades que tributan IRAE por su forma jurídica) con excepción de las sociedades de hecho y las sociedades civiles.

Las disposiciones de la nueva ley rigen para los ejercicios iniciados a partir del 1° de enero de 2018. Se faculta al Poder Ejecutivo a que aquellos contribuyentes que al 31 de diciembre de 2017 se ampara-ron al régimen de exoneración anterior puedan seguir aplicando dicho régimen. En tal caso el régimen no podrá extenderse más allá de los ejercicios cerrados al 30 de junio de 2021, y será de carácter opcional para los contribuyentes.

Impuesto al Patrimonio (IP)

En relación al IP la ley faculta al Poder Ejecutivo a establecer un régimen opcional de determinación simplificada para aquellos contribuyentes del IRAE que no estén obligados a tributar bajo el régimen de contabilidad suficiente.

Decreto 244/18

En el mencionado decreto el Poder Ejecutivo estableció determinados términos y condiciones para la exoneración de la producción de soportes lógicos y los servicios vinculados a los mismos.

Conclusión

Entendemos que la nueva norma complejiza la manera de determinar el monto exonerable para los contribuyentes.

Es claro el origen de este cambio, pretender cumplir con las directivas internacionales de la OCDE en materia de BEPS.

Cabe preguntarse qué impacto económico van a tener estos cambios, en una industria que, movida indefectiblemente por importantes exoneraciones, generaba mucha ocupación en su rubro.

msilva@bdo.com.uy