Webinar Regional BDO Tributación de los Servicios Digitales en América

Andrea Rifón , Asesoramiento Tributario - Gerente |

04 agosto 2020

El pasado 23 de julio BDO realizó un webinar internacional en el cual participaron los países Chile, México, Uruguay y Perú. El tema tratado fue la tributación de los servicios digitales.

Panorama internacional y situación en Chile, México y Perú

La presentación comenzó con una introducción en relación al panorama internacional, mencionando el plan BEPS, los pilares 1 y 2 y la convención multilateral sobre asistencia administrativa mutua en materia fiscal.

También se mencionó la herramienta global con la que cuenta BDO, que consiste en un mapa interactivo que ofrece información acerca de cada país y el status de la normativa en esta materia (vigente, aprobada pero no vigente, propuesta y no existente).

En cuanto a la situación actual en los países participantes, se analizaron las nuevas normativas introducidas a efectos de gravar este tipo de actividades (en el caso de Chile, y México), En el caso de Perú, se hizo referencia a las normas tributarias vigentes sobre dicho tipo de servicios y a los desafíos interpretativos vinculados con la presencia de nuevos negocios electrónicos.

Situación de Uruguay

En relación a nuestro país, se analizó la normativa en la materia, que está vigente desde el 01/01/2018 y establece lo siguiente:

1. Servicios audiovisuales prestados en forma directa a través de Internet

A partir de 01/01/2018, estos servicios pasaron a considerarse íntegramente de fuente uruguaya cuando el demandante esté en Uruguay. Esto implica que quedan gravados para el IRNR (Impuesto a la Renta de los No Residentes) o el IRAE (Impuesto a la Renta de las Actividades Económicas).

Cuando estos servicios tengan por destino, sean consumidos o utilizados económicamente en Uruguay, se considerarán realizados en su totalidad dentro del mismo y por ende, alcanzados por el IVA (Impuesto al Valor Agregado).

2. Actividades de mediación e intermediación en la oferta o en la demanda de servicios, prestados en forma directa a través de Internet

Se las define como aquellas que por su naturaleza están básicamente automatizadas (requiriendo una intervención humana mínima), e implican la intervención, directa o indirecta, en la oferta o demanda de prestación de servicios (operación principal).

A partir del 01/01/2018 estas actividades de mediación e intermediación en la oferta o en la demanda de servicios, prestados en forma directa a través de Internet, son 100% de fuente uruguaya para los casos en donde el oferente y el demandante del servicio se encuentren en territorio nacional, y 50% cuando una de las partes se encuentre en el exterior.

A nivel de IVA, se interpreta que estos servicios de mediación están gravados cuando ambas partes se encuentren en territorio nacional.

3. Ubicación de demandantes y oferentes

El demandante del servicio se encuentra en territorio nacional cuando se localiza en Uruguay la dirección de IP del dispositivo utilizado para contratar el mismo, o su dirección de facturación. Solo cuando no se verifica ninguna de estas circunstancias, es que se presume, salvo prueba en contrario, que el demandante se encuentra en Uruguay cuando la contraprestación se efectúe a través de medios de pago electrónicos administrados desde nuestro país.

El oferente del servicio se encuentra en territorio nacional cuando el servicio (operación principal) se presta en Uruguay.

4. Obligaciones para las entidades no residentes

Retención o pago en cabeza propia

Al momento, la retención realizada por responsables locales es aplicable, únicamente, en el caso de servicios audiovisuales prestados en forma directa, cuando el demandante es una empresa sujeto pasivo del IRAE (excepto pequeños contribuyentes), entidad estatal u otros designados.

En el resto de los casos, es la entidad no residente quien debe pagar los impuestos en cabeza propia.

Declaración jurada y pago

Estas entidades pueden optar por realizar las liquidaciones y pagos de IRNR e IVA en dólares estadounidenses, siempre y cuando:

• La totalidad de las operaciones incluidas hayan sido documentadas en esa moneda, y

• El contribuyente no realice otras actividades en el país o en caso de hacerlo, las mismas sean objeto de retención.

Los pagos son trimestrales.

Inscripción en DGI

Pueden prescindir de la obligación de designar un representante en Uruguay, siempre que tengan por objeto exclusivo la prestación de los servicios digitales mencionados, sin tener presencia física en Uruguay, y siempre que constituyan domicilio a efectos tributarios en el país.

En conclusión

La exposición realizada en el webinar puso de manifiesto que la tributación de las aplicaciones digitales es un tema de actualidad y que presenta grandes desafíos para la fiscalidad internacional.

Algunos países de la región han avanzado en sus legislaciones de forma de acompasarlas a las nuevas tecnologías y formas de hacer negocios. En particular, en el caso de Uruguay, nuestro país presenta una solución que ha sido calificada como novedosa y de avanzada.

Más información sobre este tema en este artículo: Taxing the digital economy

arifó[email protected]