• Cambios tributarios en Argentina
Artículo:

Cambios tributarios en Argentina

09 abril 2018

El 29 de diciembre de 2017 fue publicada la Ley N° 27.430 (en adelante, la “Ley”) por medio de la cual se estableció una reforma del sistema tributario de dicho país.

En la presente entrega comentaremos algunos de los principales cambios en el Impuesto a las Ganancias (IG) vinculados a las inversiones efectuadas en el exterior, incluyendo entre ellas su participación en entidades de Uruguay.

 Ganancias de fuente argentina

 En Argentina rige el concepto de renta mundial por lo tanto las rentas que los residentes de dicho país obtengan en el exterior se encuentran alcanzados por el IG.

Imputación de ganancias de fuente extranjera

A partir de la vigencia de la Ley se anticipa la imputación de la renta para determinar el impuesto a las ganancias de los residentes argentinos en los siguientes casos:

A) Trust, fideicomisos y otras entidades análogas

Las ganancias obtenidas por trust, fideicomisos, fundaciones de interés privado y demás estructuras análogas, del exterior, así como todo contrato celebrado en el exterior o bajo un régimen legal extranjero, cuyo objeto principal sea la administración de activos, se imputarán por el sujeto residente argentino que los controle al ejercicio o año fiscal en el que finalice el ejercicio anual de tales entidades con independencia de su efectiva distribución.

La normativa establece que un sujeto posee el control cuando existan evidencias de que los activos financieros se mantienen en su poder y/o son administrados por dicho sujeto. Entre otros se incluye el caso de cuando ese sujeto tiene poder de decisión, en forma directa o indirecta para invertir o desinvertir en los activos.

B) Sociedades Pasivas u otros entes del exterior

Las ganancias de los residentes en Argentina por su participación directa o indirecta en sociedades u otros entes constituidos, domiciliados o ubicados en el exterior, o bajo un régimen legal extranjero, se imputarán por sus accionistas, socios, participes, titulares, controlantes o beneficiarios residentes en el país, al ejercicio fiscal en el que finalice el correspondiente ejercicio anual de los primeros, en tanto se cumplan concurrentemente los siguientes requisitos:

  • El residente en el país -por si o conjuntamente con otras personas o entidades- tenga una participación igual o superior al 50 % en el patrimonio, los resultados o los derechos de voto de la entidad no residente. Este requisito se considerará cumplido, entre otros supuestos, cualquiera sea el porcentaje de participación, cuando los sujetos residentes, cumplan con alguno de estos requisitos: (i) posean bajo cualquier título el derecho a disponer de los activos del ente, (ii) posean facultades de elegir o remover a la mayoría de los directores o administradores; (iii) posean un derecho actual sobre los beneficios del ente.
  • Cuando la entidad del exterior no disponga de la organización de los medios materiales y personales necesarios para realizar su actividad, o cuando sus ingresos se originen en: (i) rentas pasivas (como por ejemplo dividendos distribuidos por otras sociedades), cuando representen al menos el 50 % del ingreso del año o ejercicio fiscal, (ii) ingresos de cualquier tipo que generen en forma directa o indirecta gastos deducibles fiscalmente para los sujetos vinculados residentes en Argentina.
  • El impuesto ingresado por la sociedad del exterior en el país en que se encuentre constituida, domiciliada o ubicada, imputable a rentas pasivas o a ingresos que generen gastos deducibles fiscalmente para sujetos vinculados de Argentina, es inferior al 75% del impuesto societario que hubiera correspondido de acuerdo con la Ley del IG. Este requisito se cumplirá si la sociedad del exterior está constituida o domiciliada o radicada en una jurisdicción no cooperante (países o jurisdicciones que no tengan vigente con la República Argentina un acuerdo de intercambio de información en materia tributaria o un convenio para evitar la doble imposición con cláusula amplia de intercambio de información) o de baja o nula tributación.

Si la sociedad del exterior cumple con los requisitos mencionados anteriormente se considerará transparente a los efectos del régimen de transparencia fiscal del IG. Por lo tanto, la persona física residente en Argentina debería reconocer las ganancias en el año fiscal en el que finalice el ejercicio anual de la sociedad

Los cambios tributarios referidos obligan a los contribuyentes argentinos a revisar sus estructuras societarias y evaluar si deben anticipar impuesto a por utilidades generadas y no distribuidas.

 msilva@bdo.com.uy