Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Home/Home/Noticias/BDO NEWS AGOSTO 2017

BDO NEWS AGOSTO 2017

URUGUAY BUSCA ADAPTAR SU MARCO

TRIBUTARIO A LA NUEVA ECONOMÍA DIGITAL

Cr. Diego D`Amore 

Senior Departamento Outsourcing

 

Introducción
 
En la presente publicación realizaremos algunos comentarios acerca de las modificaciones en materia tributaria que se pretenden introducir mediante el Proyecto de Ley de Rendición de Cuentas de 2016 -en adelante PLRC-, en relación con determinadas rentas de fuente internacional. Particularmente haremos mención a aquellos aspectos vinculados a la prestación de servicios a través de internet por medio de plataformas de TI y aplicaciones de economía colaborativa, cuyo uso ha crecido exponencialmente.
 
Situación actual
 
Nuestro sistema tributario se rige, en general, por el principio de la fuente territorial. Ello implica que se somete a imposición a toda persona –física o jurídica- que haya obtenido una renta, o posea un bien ubicado o utilizado, en territorio uruguayo, independientemente de la nacionalidad, domicilio o residencia de quienes intervengan en las operaciones.
 
El problema de la tributación se origina en las posiciones antagónicas mantenidas por los fiscos y los proveedores de servicios mediante plataformas virtuales. Estos últimos entienden que no existe obligación de abonar tributos en el país local, debido a que el servicio que venden no es prestado en dicho territorio. Entre otros argumentos fundamentan su posición en que los servidores donde almacenan la información se encuentran en el exterior.
 
Nuestro marco normativo ha intentado adaptarse a esta nueva realidad, previendo situaciones en las cuales es complejo determinar la fuente de la renta, estableciendo regímenes fictos. No obstante, la normativa fiscal no ha evolucionado a la par de la economía digital. Ha sido difícil lograr un control y recaudación adecuados.
 
Modificaciones
 
El PLRC dispone que a partir del 01/01/2018, para el IRNR (Impuesto a la Renta de los No Residentes) y el IRAE (Impuesto a la Renta de las Actividades Económicas), pasarán a considerarse íntegramente de fuente uruguaya, las rentas obtenidas por las entidades no residentes que realicen directamente la prestación de servicios a través de Internet, plataformas tecnológicas, aplicaciones informáticas o similares, cuando el demandante esté en Uruguay.
 
En relación al IVA (Impuesto al Valor Agregado), establece que la prestación de servicios realizados a través de los medios mencionados, cuando tengan por destino, sean consumidos o utilizados económicamente en el país, se considerarán realizados en su totalidad dentro del mismo y por ende, alcanzados por dicho impuesto.
 
A su vez, y también ensede del IRNR e IRAE, el PLRC agrega que las rentas correspondientes a las actividades de mediación e intermediación en la oferta o en la demanda de servicios, serán 100% de fuente uruguaya para los casos en donde el oferente y el demandante del servicio se encuentren en territorio nacional, y 50%
cuando alguna de las partes se encuentren el el exterior.  A nivel de IVA,  se interpreta que estos servicios de mediación están gravados cuando ambas partes se encuentren en territorio nacional.
 
Se presumirá, salvo prueba en contrario, que el demandante se encuentra en Uruguay cuando la contraprestación se efectúe a través de medios de pago electrónicos administrados desde nuestro país, lo cual en gran parte de los casos será así. De acuerdo con esta disposición, si el demandante de servicio lo consume en el exterior, realizando el pago con una tarjeta de crédito uruguaya, quedará gravado por el impuesto a pesar que la fuente de la renta no debería ser uruguaya.
 
Conclusiones y desafíos
 
Las modificaciones propuestas en el PLRC buscan poner fin a la incertidumbre existente respecto al tratamiento tributario (impuestos directos e indirectos) de estas nuevas actividades, que han generado una disrupción en la economía y en la fiscalidad local e internacional.
 
El nuevo escenario ha demostrado ser prioridad absoluta a nivel global, a tal punto que este tema figura en la agenda del G20 y la OCDE, que adicionó la Acción 1 – Abordar los retos de la economía digital para la imposición- al Plan de Acción contra la erosión de la base imponible y el traslado de beneficios (BEPS).
 
La economía digital evoluciona constantemente y a un ritmo sensiblemente mayor al del sistema tributario, lo que genera una brecha entre ambos. La administración tributaria debe modernizarse, para así lograr su adaptación al nuevo escenario tecnológico y al nuevo modo de hacer negocios.
 
En Uruguay se dio el primer paso; el próximo desafío es instrumentar la modalidad en la cual será realizada la recaudación pertinente de los impuestos señalados. Otras jurisdicciones han designado agentes de retención a las administradoras de tarjetas de crédito y de dinero electrónico que intervienen en estas operaciones.
 
Tampoco está resuelto cómo será tratado esto al aplicar los convenios para evitar la doble imposición. Pueden existir plataformas residentes en jurisdicciones con las que Uruguay ha suscrito convenios, por lo que debería estipularse algún método que permita la aplicación de los mismos, para evitar la doble imposición.